Viaje relámpago a Lugo!

3/31/2013

Para celebrar el día del padre, y a pesar de que el fin de semana amenazaba lluvia, decidimos calzarnos las botas  de agua, aprovisionarnos de chubasqueros y acercarnos a conocer Lugo. 

Como salimos muy prontito de La Granja, a las 11 ya estábamos en el hotel Pazo de Orbán,  un antiguo palacio restaurado situado dentro de las murallas de la ciudad. Te dan bastantes facilidades para alojarte con niños y el desayuno es increíble, con productos de la zona de muy buena calidad.

Una vez instalados... paraguas en ristre y a dar una vueltecita por la ciudad. No te puedes perder la subida a la muralla. Monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es el mejor mirador para contemplar el casco histórico. Es un paseo peatonal de unos 2 kms y de acceso libre a través de cualquiera de sus seis escaleras. Si vas con carrito, el acceso junto a la Catedral tiene una rampa.

Visitamos la Catedral de Sta. María, callejeamos por su casco histórico y como no, paramos a degustar su deliciosa gastronomía.


Lo que más les gustó a las niñas... el Museo Provincial, con sus maquetas de pallozas, su antigua cocina y su claustro. Y a nosotros... el pulpo a feira que comimos en una vieja tasca llamada "Pajón".

Al día siguiente la lluvia nos dio un respiro y nos fuimos a conocer la Ribeira Sacra. Espectaculares monasterios escondidos en la ribera del Sil, viñas plantadas en colinas imposibles, vistas increíbles! Una gozada para los sentidos!


Comimos en un pequeño restaurante de una casa rural, "O Remanso dos Patos". Comida fusión francesa-gallega, todo cuidado al detalle y un trato muy especial con los niños.

Para acabar el dia, una vueltecita por Santiago de Compostela, hora y media de vuelta a Lugo y un merecido descanso en la inmensa cama del hotel!

Y toca volver a casa! Pero no desperdiciamos ni un minuto! Bajamos hasta Portomarín, con sus preciosas vista al río. Paramos en Sarria y dimos un paseo hasta su antiguo castillo.


Conocimos la espectacular Abadía de Samos...


Y paramos a comer en Casa Carolo, una auténtica tasca de peregrinos en O Cebreiro, donde Teresa pudo conocer al fin las auténticas pallozas!


Ya salimos de tierras gallegas... Tres horitas y en casa. Un viaje relámpago muy bien aprovechado!

Que ganas de otra escapada! Besos, Cristina

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
popstrap.com