Viaje a Óbidos, ciudad de batallas.

4/19/2013

Como ya os comenté aquí, una de las cosas que más me gustan es viajar con las enanas y por supuesto con Jorge! Me puedo pasar horas en internet buscando inspiración para futuros destinos, y para ello nada mejor que las experiencias de otros viajeros.

Así que, por si a alguien le pudiera servir de ayuda, queremos contar nuestras aventuras y desventuras viajando con niños.

El primer viaje que hicimos con Teresa fue a Óbidos, un precioso pueblo al norte de Lisboa. Desde Madrid tardas unas 7 horas en coche, pero viajando con un bebé de nueve meses el viaje es un poco más largo.... hay que echarle paciencia. Nosotros salimos muy prontito, con la esperanza de que Teresa durmiera gran parte del viaje. No hubo suerte...

¿Por qué Óbidos? Buscábamos un destino con playa, buena gastronomía (quién quiere privarse de ese placer!) y muchos planes!

Nos alojamos en un apartamento del Resort Praia D'el Rey.  Elegimos un bajo con acceso directo a la piscina para facilitarnos las cosas con la sillita de Teresa. El sitio es impresionante,  playas increíbles, parques infantiles, alquiler de bicicletas, un montón de cursos para niños y un Club Aventura para los más lanzados. Ya os podéis imaginar que con una niña de nueve meses, lo aprovechamos bastante poco. Eso sí, en el hotel del Resort, hay una terraza con unas vistas impresionantes, ideal para tomar una copita si los niños os dejan... Eso pudimos hacerlo!!!

En la piscina...
Aparte de las actividades que te ofrecen en Praia d'el Rei, hay otras muchas cosas que hacer en la zona, todas aptas para niños!

1. Visitar la ciudad medieval de Óbidos. Calles estrechas y empedradas, casas blancas adornadas con coloridas flores, y una historia llena de batallas que harían temblar al más valiente.



Óbidos
2. Conocer Peniche: Un pintoresco pueblo pesquero, con una gastronomía digna de mención. No os podéis ir de allí sin probar sus deliciosos platos de pescado! Por supuesto cuenta con su propia fortaleza desde la que se puede divisar la Isla Berlenga.

3. Paseo en barco hasta la Isla Berlenga. Os aviso, no es apto para gente que se marea!. A nosotros nos pareció una buena idea, total, sólo se tarda media hora! Pero no contábamos con el mar revuelto, la lluvia y que el barco en realidad era una especie de lancha con un tejadillo en el que apenas te podías resguardar. Imagínate, agua entrando por todas partes y Teresa en la mochila subiendo y bajando al ritmo de las olas. La verdad es que suena peor de lo que fue y hay que reconocer que nos reímos un rato. La isla merece la pena. Es un santuario para pájaros con unas calas preciosas y como no, con un antiguo fuerte. ¡Hay que ver lo que debía luchar esta gente!

Isla Berlenga
4. Excursión a Sintra. Esta ciudad es como un cuento de hadas y princesas, llena de impresionantes palacios en los que imaginarse mil y una historias.



5. Dar interminables paseos por sus preciosas playas, y bañarse si el tiempo lo permite!




Y no os creáis que ahí se acaba todo. También podéis acercaros a Lisboa, a Cascais, Estoril.... pero son vacaciones y también necesitas tiempo para descansar y relajarte!!!

Proximo destino.... Tailandia. 
Besos, Cristina

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
popstrap.com